Consejos para comer en Roma

Comer en Roma 0 1820
Consejos para comer en Roma
La cocina italiana, uno de los atractivos de Roma

Comer en Roma es algo más que una necesidad física y se convierte en una atracción más del viaje. En la ciudad hay mil restaurantes. Para que elijas bien exponemos algunas direcciones y consejos de interés.

La oferta gastronómica en Roma es interminable. Sería imposible comprimir en esta breve guía toda la información necesaria para comer en Roma pero trataremos de dar algunas pinceladas útiles y algún destino especial.

Comer barato

Comer en Roma no es más caro que en España. Como es lógico, un plato de pasta con vistas al Panteón se convierte automáticamente en un placer extra que se cotiza alto sin que precisamente se esté pagando calidad en la comida.

Si quieres comer barato la zona ideal es Termini, con montones de pequeños restaurantes familiares bastante aceptables y con precios razonables.

En esta zona abundan también otros establecimientos baratos de cocina exótica , rápida y de pizza al peso para llevar (opción esta última la más económica). De todas formas salvo que te alojes por allí tampoco es un sitio al que ir expresamente para comer y es que toda la ciudad de Roma está llena de pizzerías, hostarías, locales de pizza al peso y lo que llaman “Tavola Calda”, que es una especie de buffet de comida lista para comer.

Otras zonas con buenos precios son el Trastevere con sus trattorías y la zona universitaria de San Lorenzo.

Lo más caro (y de peor calidad) está alrededor del Vaticano y en general todo establecimiento muy cerca de atracciones importantes. Como curiosidad, las cafeterías del interior del Vaticano ofrecen buena calidad a precios reducidos. Mejor ir a la parte de autoservicio. El restaurante a la carta es más caro y tiene peores vistas.

Incluso más barato, y sin perder aquello del tipismo , es simplemente comprar pan y algún embutido o queso típico italiano como el salami o el maravilloso queso Parmesano o su paisano el jamón (nunca igual que el ibérico). Frente a la Fontana de Trevi hay una tienda de delicatessen culinario a precios no elevados donde los puedes encontrar. Tras echar la moneda a la fuente disfruta de tu bocadillo.

Consejos generales

- El vino blanco casero suele ser bueno. El Lambrusco (vino rosado) esta buenísimo, y el Limoncello (licor de limón) es delicioso y muy digestivo.

- La pasta la cuecen algo menos que los españoles, con lo que suele estar algo mas dura de lo que solemos comer…”al dente” y las pizzas de las pizzerías esta buenísimas. De masa delgadita y bien hecha, no con muchos ingredientes para no mezclar demasiados sabores.

- Las cuentas de los restaurantes suelen complementarse con los servicios de pane e coperto que añaden unos cuantos euros al precio total.

Hay que tener cuidado con las cuentas y no cortarse en absoluto a la hora de examinarlas o preguntar sobre los cargos que no estén previstos. Las cuentas erróneas son un clásico en el abuso romano. Los “problemas” habituales suelen venir de los cobros por el servicio y los precios que se refieren a gramos y no a platos, es decir, los 10 euros que pone en la carta para tu filete se convierten en 30 euros en la cuenta ya que el filete tenía 300 gramos.
Lo mejor es preguntar por anticipado y leerse bien la letra pequeña.

- Los amantes de la carne están de enhorabuena. Tiene especial fama la carne toscana.
Como plato de carne típico de roma el más famoso es la salchicha romana, que se sirve en dos versiones: picante y no picante.

- Recomendamos las enotecas donde se sirven copas de vino acompañadas de quesos y embutidos.

-Al mirar precios hay que fijarse también en las bebidas. Muchas veces los cargos desorbitados vienen por los cafes, las botellas de agua o los refrescos, sobre todo en las zonas turísticas. Desconfía de los establecimientos que no muestren claramente sus precios.

- Cuidado con el famoso gelato. En el centro histórico, junto a los lugares más típicos, los heladeros suben los precios de forma exagerada. Hemos llegado a ver copas pequeñas por 6 euros, lo cual para una familia numerosa un poco golosa puede ser toda una fortuna diaria. Dicen que el más famoso está a 100 m de la Fontana de Trevi, en Via della Panetteria 42, en la Heladería Gelato di San Crispino (www.ilgelatodisancrispino.com).

La heladería más antigua es la Giolitti, en via Uffici del Vicario, 40, junto al Panteon. www.giolitti.it

- Si vas a pedir postre suele estar muy bueno el tiramisú. Nos han llegado noticias de que en el restaurante Tre Scalini de la Plaza Navona está el mejor postre de la ciudad: el tartufo negro. El resto de la comida que ofrece este restaurante es carísima y sin especial interés.

- El desengaño pizza: Hay gente que viene desengañada con las pizzas de Roma. En España estamos acostumbrados a cadenas nacionales como Telepizza, Pizza Hut o innumerables pizzerias locales que cubren la masa con varios centímetros de engordantes ingredientes. Ten cuidado con los ingredientes de la pizza, en nuestro último viaje a Roma pedimos una prometedora pizza con Zucchini y después nos dimos cuenta que realmente no eran más que calabacines. En otra ocasión pedimos otra con porcini y resultó ser un pizza de setas.

En Roma muchos encontrarán decepcionante la clásica pizza margarita con salsa de tomate, queso y albahaca. Aunque no tan espléndidas como nuestras pizzas “españolas” , una verdadera pizza margarita, con una copa de Lambrusco puede ser de lo más deliciosa.

- Cuidado con los quioscos de comida que rodean el Vaticano, Coliseo etc porque son bastante caros.

Tomar algo fresco en verano: Lo más típico para tomar en Roma si apetece algo fresquito es la granita, la típica granizada, mejor cuanto más naturales sean los ingredientes. Otras bebidas típicas son:

-  La Grattachecca, parecida a la granita pero con trozos de fruta, sirope y hielo picado. La más típica la hacen en SORA MARIA, en Via Trionfale.

El Caffe’ shakerato, una deliciosa bebida de café cremoso con hielo y todo batido.

La Cremolata di frutta, también a base de hielo y fruta pero más cercano al batido.

Terminología para moverse por bares, restaurantes, trattorias.

 Antipasti: Los entrantes

Primo: El primer plato

Contorno: Opcional. No es un segundo plato sino un acompañante general. Suele ser un plato de verduras.

Secondo: Segundo plato. Suele ser una carne, un pescado o un plato de arroz

Dolce: Postre. Suelen incluir fruta, helados, tiramisú y quesos

Ristorante: Ofrecen un servicio de calidad (supuestamente) y a precios elevados

Trattoria: Son un paso inferior a los restaurantes y ofrecen precios más moderados. Suelen tener un cierto encanto.

Osteria: Establecimientos más simples pero efectivos

Taverna: Más o menos como las Osterias.

Pizzeria: Dedicados a la pizza

Pizza a taglio or pizza rustica: lugares donde comer pizza en porciones.

Enoteca: Un bar de vinos donde se puede picar algun queso o embutido entre copa y copa.

Tavola calda: comidas recién hechas normalmente para llevar. A lo sumo cuentan con unas pocas mesas para comer en el momento.

Rosticceria: Comida recién hecha, normalmente pollos asados

“Il conto, per favore”: forma de pedir la cuenta.

Agua, vinos y otras bebidas en la mesa de un restaurante en Roma

Italia tiene un tradición de vinos (casi) tan buena como España y la variedad es enorme. También depende del establecimiento en el que comamos. Como es lógico los mejores restaurantes cuentan con extensas cartas de vinos.

En el caso de las Trattorías y otros restaurantes de tipo familiar y para acompañar un plato de pasta o una pizza es suficiente con pedir un “vino locale” o un “vino de la casa”. Normalmente te traerán una jarra de vino blanco que suele entrar rápido y directo. Puedes pedir una de un litro o de medio litro. A nosotros nos gusta más con burbujitas, es decir, frizzante.
Si quieres pedir un vino típico de la región y de algo mejor calidad casi todo el mundo bebe el “Vino dei Castelli”, que se produce en los alrededores de Roma. Nuestra marca preferida es Marino aunque hay otras estupendas.

El tema del agua en principio no debería ser un problema pero conviene especificar que se quiere “acqua naturale senza gas” si se quiere agua mineral sin gas. Los precios del agua suelen ser muy altos (nos han cobrado 3 euros por una botella normal)

Las comidas suelen terminar con un licor que se suele llamar “digestivo” que puede ser un limoncello.

Horarios de restaurantes en Roma

La hora de comer en Italia empieza sobre la 1 de la tarde y hasta las 3 se puede comer perfectamente. La cena es algo más temprano que en España, de 8 de la tarde a 11 de la noche.
La comida es algo muy importante en la cultura italiana y el turista no debería pasar esto por alto.

Recomendamos tomarse las comidas como una experiencia turística más, conocer direcciones con garantías y disfrutar del modo de cocinar a la italiana con tiempo y tranquilidad.

Bares en Roma

Olvídate de los bares españoles. Los bares romanos son más parecidos a cafeterías y aunque sirven bebidas alcohólicas, la oferta de comida se suele quedar en paninis y sandwiches.

Los precios varían según sea Al banco, es decir, te sientes en la barra o à tavola, si te sientas en una mesa y te sirve un camarero. Lógicamente en este segundo caso el precio es mayor.

Restaurantes vegetarianos en Roma

Il Margutta Ristorante, en Via Margutta, 118, junto a la Plaza de España, es la meca de los vegetarianos en Roma y una de las opciones más destacadas de Italia. Excelente variedad de platos imaginativos. Mejor reservar antes.

Buenos restaurantes de pescado y marisco en Roma

Roma está muy cerca del mar y además como capital del país cuenta con magníficas materias primar para hacer las delicias de los más exigentes con los frutos del mar.

Uno de los restaurantes de marisco más famosos es la Rosetta, en Via della Rosetta 8, muy cerca del Panteon. Es todo un seguro de calidad y servicio pero también de precio.

Los restaurantes sardos (de Cerdeña) son muy comunes en Roma y suelen ofrecer muy buenos pescados y mariscos.

Otras direcciones a destacar son:

Corte del Grillo, en Salita del Grillo 6, entre Via Nazionale y Via Cavour muy cerca del Palacio del Qurinale. Buen precio y estupendos productos.

Alberto Ciarla, en Piazza San Cosimato 40, en pleno Trastevere. Otro buen sitio para tomar pescado y marisco, aunque para bolsillos acomodados.

Osteria Der Belli, en P.zza S. Apollonia, 11, en el Trastevere. Una sencilla Osteria familiar con un interesante menú y buena carta de vinos. Precios populares.

Enlaces relacionados

Consejos para comer en el Vaticano

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Valoración del Editor

  • Valoración
  • Puntuación total

Valoración del usuario

  • Valoración
  • Puntuación total

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Ofertas de alojamiento

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Visitas en Roma

Enlaces interesantes

Síguenos en Google+

logo1
Nuestra web es la mejor guía en español de la maravillosa ciudad de Roma. Ofrecemos valiosa información para su visita y le ayudamos a hacer sus reservas de alojamientos y tour con la mejor calidad precio de la red.

Roma en redes

Contacta con nosotros

Trafalgarnet Producciones SL, Sevilla - España
+34 682 20 70 60
info@hotelesderoma.es